Menú Principal
  • 29 mayo, 2017

Se crea Consejo que busca impulsar la construcción industrializada en Chile


El Consejo de Construcción Industrializada – Construye2025 reúne a más de veinte empresas e instituciones interesadas en trabajar bajo un modelo colaborativo, en la difusión y promoción de los sistemas de construcción industrializada.

En el marco del Plan de Industrialización y Construcción Limpia, y bajo el alero de Construye2025 –iniciativa en la cual el Ministerio de Vivienda y Urbanismo participa como parte de su directorio–, se oficializó la conformación del Consejo de Construcción Industrializada (CCI), espacio que promoverá las oportunidades que ofrecen la industrialización y prefabricación en el sector de la construcción, con la meta de incrementar la productividad en el rubro, minimizar los impactos durante la etapa de construcción y mejorar la seguridad en las obras.

“La idea de este Consejo es promover el desarrollo de soluciones industrializadas, prefabricadas y modulares que mejoren la calidad, productividad, y sustentabilidad en la edificación, incorporando mejores prácticas, tecnología e innovación en toda su cadena de valor”, señala Marcos Brito, Gerente de Construye2025, programa estratégico nacional impulsado por Corfo.

El Minvu participa activamente de esta iniciativa, que se alinea con la agenda de agenda de productividad, innovación y equidad del Gobierno, porque es de gran interés para este ministerio impulsar la industrialización y productividad con un enfoque sustentable en la industria nacional de la edificación, en toda su cadena de valor.

Dentro de la primera jornada oficial del consejo, se trabajó en la validación de las brechas del área levantadas por el diagnóstico experto, sobresaliendo la actual falta de integración de la construcción industrializada en etapas tempranas de los proyectos, que vinculen a la cadena de valor completa, desde el diseño y planificación, hasta el montaje. En esta línea es necesario acotar que, de incorporarse sistemas de construcción industrializada desde las etapas tempranas de diseño, es posible obtener importantes beneficios en relación a disminución de plazos y costos en los proyectos.

Otra brecha importante en el escenario actual, se vincula a la necesidad de transparencia de los costos de la construcción tradicional, que permitan comparar en forma competitiva las distintas alternativas.

Considerando este panorama, se propuso definir diversas líneas de trabajo para enfrentar las brechas detectadas, donde destacó la importancia de promover los beneficios de la construcción industrializada entre los tomadores de decisión según el tipo de proyecto, así como la definición de grupos de trabajo para abordar las distintas temáticas; todas medidas tendientes a fortalecer las capacidades de la industria para proveer de soluciones industrializadas, sustentables y de alta calidad a los proyectos de edificación, frente a requerimientos de mandantes, arquitectos y constructoras.

Para finalizar, es importante destacar que esta instancia colaborativa se proyecta a largo plazo como una plataforma de promoción, difusión de mejores prácticas, generación y comunicación de datos, creación de documentación de referencia y de capacitación en el área.

Quienes deseen conocer más sobre el Programa Construye2025 y las iniciativas a su alero, pueden visitar www.construye2025.cl